Saltar al contenido

La verdad oculta sobre Alfonso De Borbón Y Dampierre

25/09/2018

alfonso de borbón y dampierre

Se opuso a que su hermano Juan, padre de don Juan Carlos, fuera considerado jefe de la casa real. Renunció a sus aspiraciones en 1969, cuando Franco designó al príncipe Juan Carlos su sucesor legítimo en la jefatura del estado. El link de sus progenitores, Alfonso de Borbón y Dampierre y Carmen Martínez Bordiú, en el año 1972, fue visto como la unión de 2 sagas que no fueron elegidas a la suerte y que hizo presagiar que tras la dictadura franquista, que se alargó 40 años, la monarquía volvería a restaurarse y que esta sería borbónica. El poder seguiría estando en manos de los Franco, pero de manera más diluida. Algo sucedió en el transcurso de la convivencia con el descendiente del último rey de Francia, Alfonso, para que Franco lo descartara de las quinielas. En su lugar se decantó por un pequeño muchacho de ojos azules, proclamándolo heredero al trono de España. Esto provocó una pelea entre los descendientes directos de los reyes franceses y españoles, entre el que estaba también Don Juan, padre de Don Juan Carlos, legítimo rey si se seguía la línea sucesoria.

alfonso de borbón y dampierre

Lea mas sobre mantenimiento de flota aqui.

Una Muerte Llena De Interrogantes

El nieto de Alfonso XIII padeció un enorme encontronazo psicológico a consecuencia de estos sucesos. José Apezarena, que fué director de Informativos de la COPE, donde presentó el programa La Linterna, hoy en día directivo adjunto de La Gaceta de los Negocios, es, por ejemplo obras, creador de «El Príncipe», la más completa biografía de Felipe de Borbón.

Pero no cayó en las redes hasta el momento en que el marqués de Villaverde fue con su hija Mari Carmen a pasar unas vacaciones a Estocolmo, donde don Alfonso oficiaba de Embajador de España. La familia de don Alfonso «querían casarlo» con alguna princesa o aristócrata que fuera de su gusto. Y a tal fin movieron los hilos a fin de que dejara a Mirta Miller y admitiera casarse con Ana Laura de Bourbon Busset. Incluso apenas algunas semanas antes de su muerte, la prensa europea publicaba la novedad de que don Alfonso iba a contraer nupcias con una nieta de los emperadores Carlos y Zita de Austria, Constanza de Habsburgo. En 1987 un Real Decreto vino a convertir en vitalicio su hasta el momento título hereditario de duque de Cádiz, y su relación con el rey Juan Carlos fue por momentos particularmente tirante.

Fue sin duda el acontecimiento del año y muchos creyeron que tras eso Franco se retractaría y nombraría sustituto al marido de su nieta. Eso no pasó y durante los años de matrimonio se transformaría en un reproche continuo por la parte del Duque de Cádiz a su primera mujer. Con motivo de su deber matrimonial, Franco quiso concederle a Don Alfonso el título de Príncipe de España, pero Don Juan Carlos se negó en rotundo. La solución media a la que se llegó fue la de concederle el Ducado de Cádiz con régimen de Alteza Real. De ese modo, los honores que el nuevo duque no había recibido por nacimiento los recibía por \’obra y gracia\’ del Caudillo (y ahora jamás se apartaría de ellos). Alfonso Jaime Marcelino Manuel Víctor María de Borbón y Dampierre nació en Roma el 20 de abril de 1936, transformándose en el primer nieto de los Reyes Alfonso XIII y Victoria Eugenia.

Alfonso de Borbón y Dampierre vivió toda su vida bajo la sombra de la corona que ha podido llevar. Su padre, Jaime de Borbón, sueco prácticamente de nacimiento, tuvo que renunciar a sus derechos al trono de España en 1933 obligado por Alfonso XIII. Lo logró en la habitación de un hotel en Fontainebleau, sin notario presente que diese fe del acto, y en 1949 procuró que su renuncia fuese invalidada.

En verdad, el año pasado, en exactamente el mismo acto, se respiró la tensión entre Luis Alfonso y el retirado. Ni un saludo, ni un cruce de miradas entre ambos, si bien el hijo de Carmen Martínez Bordiú negara la más grande y dijera que se tienen «cariño» cuando llevan años sin tener relación. El público asistente espera ansioso a que el rey Juan Carlos(79 años) haga entrega de los galardones sin comprender que, en ese sitio y a esa hora, va a celebrarse la puesta en escena pública de una reconciliación.

alfonso de borbón y dampierre

Es así, por tanto, que no ‘postulo’ como pretendiente, y espera que el decir que estoy a la predisposición de mi país donde, de qué manera y en el momento en que desee que me necesite, no implique postura que pueda ofender a absolutamente nadie. Alfonso de Borbón y de Dampierre fue considerado por ciertos sectores del legitimismo francés como cabeza de la vivienda real francesa con el nombre de Alfonso II de Francia, al ser el supuesto descendiente más directo por línea paterna de Hugo Capeto y, por consiguiente, heredero de los viejos reyes franceses según el derecho del Antiguo Régimen. Sin embargo, estas metas jamás han obtenido ningún reconocimiento ni validez oficial, e inclusive su base fué cuestionada debido a la explícita renuncia de derechos del padre de Alfonso, para sí y para sus descendientes.

Beatriz, su egregio padre le distinguió otorgándole el Ducado de Segovia en 1933, título que de ser hereditario habría pasado a manos de su hijo Alfonso de Borbón Dampierre y por lo tanto a su nieto Luis Alfonso de Borbón Martínez Bordiu. Lo que podría parecer la sinopsis de una serie de televisión de plena actualidad no es sino más bien la culminación de años de tensiones y desplantes entre las dos ramas de una misma dinastía, concretamente entre aquéllas que lideran el monarca retirado y el extintoAlfonso de Borbón y Dampierre, duque de Cádiz. Curiosamente, entre los personajes principales de ondear la bandera blanca fué el padre de Felipe VI. El otro, el hijo del duque y de Carmen Martínez Bordiú, Luis Alfonso de Borbón. Los años posteriores a la desaparición de Francisco de Borbón y Martínez-Bordiú estarían marcados por los continuos ataques entre sus progenitores a cuenta de la custodia de su hermano Luis Alfonso, quien aunque en un primer momento salió a París con su madre volvió a España para vivir con su padre. A su muerte, es su hijo primogénito, don Alfonso de Borbón y Dampierre, duque de Cádiz, a quien los legitimistas galos conocen bajo el nombre de duque de Borbón, don Luis Alfonso, quien se ve reconocido por esta fracción monárquica como heredero legítimo de la carona de Francia, bajo la designación nóminal de Luis XX.

alfonso de borbón y dampierre

Lea mas sobre lasceldasfotovoltaicas.com aqui.

Tras morir su padre, el ducado de Cádiz pasó a ser vitalicio, por lo que Luis Alfonso no lo heredó, aunque sí la condición de Alteza Real con la que nació y de la que, según los profesionales en derecho nobiliario, nadie puede despojarle mientras que viva. Luis Alfonso no va a ser duque de Cádiz, pero sí de Franco, título que ha heredado su madre y a su muerte pasará a su primogénito. Casado desde el año 2004 con la millonaria venezolana Margarita Vargas, y a la espera de la llegada de su cuarto hijo, Luis Alfonso parece haber vencido la maldición que persiguió a su padre, al que confiesa continuar recordando todos los días. Nuevamente la tragedia se cebó con el duque de Cádiz al morir su hijo Fran con 11 años en un horrible accidente de coche, cuando el automóvil que conducía Alfonso, que resultó gravísimamente herido, chocó contra un camión. El duque nunca se repuso emotivamente de la desaparición de su primogénito, como tampoco aceptó el fracaso de su matrimonio ni sus frustradas pretensiones al trono español, que palió tomando el testigo de los legitimistas como aspirante al trono francés en calidad de duque de Anjou. Todo ello anegó su vida de una tristeza sin limites, que sólo dulcificaba su otro hijo, Luis Alfonso, su razón de vivir y que a su muerte, quedó solo en La capital española. El 20 de marzo de 1975, el infante Jaime de Borbón y Battenberg murió en Suiza; había estado un par de veces en su patria en los últimos tiempos de su historia y solamente conoció a su primer nieto, Francisco, cuando éste fue bautizado poco después de su nacimiento.

alfonso de borbón y dampierre

A esa situación llegaba la recia discreción del primo hermano de don Juan Carlos, con quien mantenía una alguna distancia en la famiiaridad que los unía. No se debe olvidar que don Alfonso tuvo siempre y en todo momento la pretensión de sentarse sobre el trono de España, lo que se hizo más patente en él al casarse con la nieta de Franco. Entonces se desilusionaría, al ver desvanecido su sueño, por el hecho de que el Jefe del Estado jamás quiso retractarse de lo que las Cortes españolas habían aprobado. Don Alfonso de Borbón, en el plano personal, jamás fue avaricioso con el dinero, pues le importaba más sostener su dignidad principesca. Y se avino a ganarse la vida a partir de un sueldo, bastante sencillo dada su alcurnia, en el puesto que aceptó en un Banco, merced a la asistencia de ciertos amigos, sobre todo de quien fuera vicepresidente del Real La capital española, Raimundo Saporta. Nueve años antes —en 1950—, su padre, que había solicitado para sí la Jefatura de la Casa Real de Francia como varón agnado de la familia Borbón, le había concedido los ducados de Borbón y de Borgoña, títulos tradicionalmente vinculados a los herederos de esa Familia Real.

Lea mas sobre cuantocobran.net aqui.

  • Era además de esto hijo del infante Jaime de Borbón y Battenberg, duque de Segovia, y de su primera mujer, Emanuela de Dampierre, y por consiguiente nieto del rey Alfonso XIII de España.
  • Y a tal fin movieron los hilos para que dejase a Mirta Miller y admitiera casarse con Ana Laura de Bourbon Busset.

Para ayudar a este acontecimiento, llegó a La capital española el padre de Alfonso, Jaime de Borbón y Battenberg, por vez primera en cuarenta años desde su salida al exilio y rompió a llorar, según cuenta su otro hijo, Gonzalo, quien lo recibió en el Campo de aviación de Barajas. Luis Alfonso contrajo matrimonio en 2004 con la venezolana Margarita Vargas, correspondiente a entre las familias más acaudaladas del país, un link al que no asistió ningún integrante de la Familia Real española. El matrimonio tiene una hija, Eugenia, mencionada en París el pasado 2 de junio. Luis Alfonso de Borbón, con muletas, en su casa de La capital de españa, poco tras el incidente de tráfico que le costó la vida a su hermano Francisco. En el momento en que en 1971 Carmen Martínez-Bordiu, nieta de Franco, se encontraba a punto de casarse con Alfonso de Borbón-Dampierre , primo del entonces príncipe Juan Carlos, le pidió como obsequio de bodas un retrato de ella efectuado por Salvador Dalí.

Hoy, Luis Alfonso de Borbón, su otro hijo, ha publicado una foto en Instagram recordando a su padre. “Ahora pasaron 29 años de tu ausencia y no hay día que no te recuerde”, escribió el presente duque de Anjou. “Tus nietos te admiran y desean gracias a las historias que les cuento de ti. No hay, por tanto, escisión dinástica, ni ‘desavenencias’ familiares, ya que mi primo, mi hermano y yo somos realmente como tres hermanos.

alfonso de borbón y dampierre

alfonso de borbón y dampierre